4 mitos sobre el marketing digital más comunes en América Latina

4 mitos sobre el marketing digital más comunes en América Latina

La página web no es importante

Es muy probable que creas que lo que tienes en tus redes sociales, seguidores, likes, comunidad es todo tuyo. Te doy una noticia, tu cuenta de negocio no es solo tuya, esta le pertenece a la red social. Si las redes sociales sufren una caída, como puede ocurrir, tus clientes no podrán ver ni interactuar con tu negocio. No tendrán forma de contactarte ni tu con ellos.

Lo único que es realmente tuyo, es tu página web. Es aquí donde puedes guardar información del cliente y mantenerte en contacto con él. No te estamos diciendo que tener redes sociales no sirve, todo lo contrario, es un gran complemento. Sin embargo, tener una página web para tu negocio es importante para que tengas un canal adicional de comunicación con tus clientes. Así no dependemos de la red social al 100%. Te has preguntado, ¿Qué pasa si cierran tu cuenta?

Solo postear ofertas y promociones

A quien no le ha pasado ver que una empresa solo postea cuando tiene ofertas y si pueden te envían mensajes para venderte directamente. Puede funcionar cuando se trata de empresas que es de un amigo o familiar, te pasan la foto de una oferta, lo publican en varios grupos, lo que en un primer momento puede funcionar, pero luego pierde efectividad por que no se puede hacer ofertas todo el tiempo ni depender de un grupo reducido.

Los medios digitales deben servir como un nuevo canal de comunicación para construir relaciones con nuestro público objetivo. Es común pensar que podemos aprovechar que Facebook es gratis y podemos publicar ofertas de lo que se nos ocurra tantas veces como sea posible. Sin embargo, no hay que dejar de lado para que un cliente pueda ser recurrente en el largo plazo, se debe construir una relación y no simplemente cerrar una venta.

No solo hagas publicaciones enfocadas a vender, sino también debes hacer publicaciones que te lleven a estar presente en la cabeza de tu cliente. Publica consejos, frases motivadoras, tips, artículos que puedan considerar interesantes. Eventualmente, cuando tengan una necesidad, acudirán a ti porque ya saben que tú eres capaz de satisfacer la demanda que tengan.

No crear varios públicos objetivos

Querer venderle a todos los que toman café es imposible. Todas las personas que toman café tienen características diferentes y únicas. Debes buscar un nicho de personas que compartan ciertas características en común. Si quieres venderle a todo el mundo, probablemente te veas envuelto en una guerra de precios. Por otro lado, si apuntas a un nicho en específico, puedes enfocar tus esfuerzos en satisfacer la necesidad de un público específico.

Ahora, tampoco tienes que limitar mucho y conseguir solo un público objetivo. Puede encontrar pequeños subgrupos dentro del tu nicho principal. Es por esto que es importante conocer muy bien a tu buyer persona porque, a pesar de que compartan características en común, tus clientes pueden tener pequeñas diferencias que puedes aprovechar.

El contenido es solo una foto o una frase

Un error común que cometen muchas personas en sus redes sociales es que publican fotos y textos que son muy diferentes entre ellos. Usan diferentes colores, tipografías, estilo de comunicación, etc. Una buena gestión de tu imagen digital incluye también enfocarte en transmitir una identidad única de tu marca, y que sea fácilmente reconocible por los visitantes.

Es fácil saber si una cuenta es manejada por un profesional, porque puedes reconocer un post solo por sus colores, letras y formas sin ver el logo. Esto sucede porque tienen una línea gráfica que es parte de su identidad de marca y que refleja claramente el mensaje que quieres transmitir.

Además, el contenido que publiques debe ser considerado valioso por tu público objetivo para que puedan generar más interacciones. Darle contenido de valor refuerza la idea de que más que un simple proveedor de algún producto o servicio, eres una empresa en la que puede confiar y generar relaciones más duraderas.